VILLALMAN

2012-12-06 14.10.05En la mañana gris del pasado día seis de Diciembre, y en la salida mensual que nuestro grupo hace a las localidades del municipio, nuestro andadura se detuvo en un descanso  entre  la localidad de Villalebrín y  nuestra querida “ Requejada “.

Allí, erguida a lo lejos, como alguien que se niega a claudicar al  destino del tiempo, permanece impertérrita, sola y triste, la hermosa localidad de  Villalmán.

Dentro de ella y tras atravesar su entrada entre la agradable alameda a orillas del Valderaduey, buscamos inquietos el centro del pueblo entre el chirriar de las puertas y el silencio generalizado, solamente quebrantado por unos tenues ladridos que nos hacen presagiar  que periódicamente alguien andaba por allí.

2012-12-06 14.11.49Una vez dentro, nos encontramos con el Centro Social donde tantas veces mi amigo Rodrigo jugaba su partida antes de regar los buenísimos espárragos que salían de su tierra.

 

2012-12-06 14.12.00Al lado, la iglesia, donde tantos “San Juanes” se celebraron ( ahora la Virgen de Lourdes ) que dio cuenta en la fe católica a tantas generaciones que sintieron con orgullo el nombre de su pueblo,  donde muchos trabajaron y se dejaron la vida en él.

Los típicos corrales y sus casas de adobe, adornan un pueblo nacido en la vega del Valderaduey cuya entrada es custodiada en permanente vigilancia por las prestigiosas bodegas del empresario Julio Crespo.

Como una víctima más en la búsqueda del progreso  y  que fuerza a emigrar a nuestra gente hacia lugares más favorecidos, con más oportunidades y un mejor bienestar social,   Villalmán es la consecuencia de una evolución  en la falta de propuestas de futuro que este país, a lo largo de los últimos tiempos, ha sometido a la mayor parte de  nuestra población rural.

La extinta Junta Vecinal de Villalmán es la antesala de la desaparición de varios pueblos de la comarca, fruto del envejecimiento de sus gentes y de una constante huida de los más jóvenes hacia otras zonas con más posibilidades que hacen que lo que fue un día una tierra de prosperidad y futuro, con un inmenso esplendor cultural a sus espaldas, se convierta ahora en el ocaso de una tierra que fuimos forjando con nuestro sudor y trabajo.

Sirva este llamamiento como un homenaje a Villlalmán, a las gentes que dieron todo por y para él, y sirva también para alertar a las administraciones que sin medidas de futuro, nuestros pueblos se van muriendo día a día  dejando tras de sí, una tierra llena de oportunidades y de sueños rotos en beneficio de un progreso, ajeno a nuestro trabajo que tan dignamente hemos realizado las gentes de estas zonas rurales, que vemos con resignación como algunos municipios limítrofes han cogido en marcha el tren del progreso, mientras nosotros seguimos esperando a que algún día se le ocurra parar.

Habrá que sentarse y meditar, no queda otra. Es lo que toca.

 Un saludo

RAMON RODRIGUEZ DE ALAIZ

Anuncios

Deja un comentario ( Si tiene problemas envíelo a gm.sahagun@upyd.es )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s